La constancia y la perseverancia han sido sus mejores aliados

La constancia y la perseverancia han sido sus mejores aliados para ganarse un lugar en la tauromaquia, un medio con el que no tenía ninguna relación familiar ni amistades.
“El toro es de tiempo completo, si quieres llegar a ser alguien importante en este medio, te debes dedicar de tiempo completo, es todo el día, es toda la tarde, porque si no estás entrenando, estás viajando para cumplir con las presentaciones”.
Asistir a una corrida de toros, acompañando a sus padres, le cambió la vida. Ese día descubrió que quería vestirse de luces y ya nunca abandonó su sueño. Primero fue a Querétaro a aprender el arte del toreo y posteriormente cruzó el Océano Atlántico para profundizar sus conocimientos en España y Francia.

 

Pag sociales