Cáscara de mandarina

Biol. Miguel Ángel Gutiérrez Domínguez
Biol. Yolanda Betancourt Aguilar
plantastlaxcala@gmail.com

La cáscara de mandarina a emplearse debe estar libre de agroquímicos.
La piel de la mandarina en la medicina tradicional china (MTCH). En China, la cáscara de la mandarina secada al sol se utiliza como condimento (sopas, estofados, postres, etc.)
En la MTCH se emplea desde hace más de 2 mil años como remedio para diferentes enfermedades.
Se distinguen cáscaras de fruta verde, Quing Pi (que se recolecta entre mayo y junio), y de la fruta madura, Chem Pi (que se recolecta entre julio y agosto).
Son muy parecidas pero una de las importantes diferencias es que la cáscara verde contiene algunos aminoácidos como el ácido aspártico, ácido glutámico y prolina y la cantidad de sinefrina (un estimulante del sistema nervioso que se usa también en tratamientos de adelgazamiento) es mayor.
Tradicionalmente la cáscara de la mandarina se utiliza en infusiones, cápsulas, tabletas, extractos o jugos, en combinación con otras plantas medicinales, para las siguientes infecciones:
-Náuseas e hipo.
-Infecciones de las vías respiratorias: asma, bronquitis crónicas, tos con flemas, etc.
-Debilidad o cansancio.
-Presión baja (hipotensión).
-Artritis, aterosclerosis.
-Dolor causado por hernias, espasmos, dolores de menstruación.
-Dispepsia.
-Dolores de pecho o abdominales, hinchazón.
-Falta de apetito.
-Problemas digestivos, flatulencias, diarrea.
Un estudio realizado en 2001 por BioMed Central Dermatology revela que una combinación de té negro caliente con cáscaras de cítricos puede reducir el riesgo de padecer cáncer de piel en un 70%, mientras que el té caliente sin más, reduce el riesgo solo de un 40%.
Otra investigación realizada en 2004 por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y por investigadores canadienses menciona la capacidad de las cáscaras de mandarinas para bajar los niveles de colesterol.
Estudios más recientes han confirmado que la hesperidina, una sustancia contenida en las cáscaras de cítricos, puede incrementar el flujo sanguíneo, resistir la vasoconstricción inducida por adrenalina, dilatar las arterias coronarias y reducir la presión sanguínea.
La cumarina y otras sustancias activas de la cáscara tienen efectos antiinflamatorios, antiulcerosos y colagogos (estimula la evacuación de bilis).
Un estudio publicado por la Beijing Academy of Food Sciences tambien da pruebas convincentes de que algunos flavonoides contenidos en la piel de los cítricos, como la nobiletina y el extracto de cáscara de cítricos, tiene importantes efectos anticancerígenos en los casos de cáncer de piel, de colon, pulmón e hígado. Parece que bloquean la metástasis, inhiben la movilidad de las células cancerígenas en el sistema circulatorio, facilitan la apoptosis (muerte celular programada)
¿Cómo preparar un té de cáscara de mandarinas?
Como primera y lógica medida pelamos la mandarina teniendo mucho cuidado de dejarle la membrana blanca; se deja secar. Cuando esté completamente seca se guarda en un recipiente bien tapado para poder utilizarlas durante varias semanas.
Para preparar la bebida se le agregan dos trozos de cáscaras a un pocillo de agua hirviendo, se tapa, se deja reposar un poco y posteriormente se toma dos o tres veces por día, para obtener los resultados deseados.
El remedio es efectivo y nos ayuda a luchar contra el cáncer, pero de ninguna manera y por ningún motivo se debe dejar a un lado los tratamientos recomendados por los médicos. Además de ayudarnos con estos remedios naturales tenemos que ser constantes y tener mucha fe, pero sobre todo no dejar de luchar, no dejarse vencer es lo más importante.
Bronquitis
Hierve la cáscara de una mandarina orgánica en medio litro de agua durante cinco minutos. Retira del fuego, deja reposar durante una hora y consume medio vaso tibio tres veces al día antes de cada comida.
Tos seca
Para erradicar la tos seca, agrega las cáscaras de dos mandarinas ya secas y desmenuzadas en un frasco con aguardiente, deja reposar en un lugar seco y oscuro durante una semana y luego cuela la preparación. Consume 10 gotas de esta preparación en medio vaso de agua tres veces al día. Los aceites esenciales de la cáscara de mandarina aliviarán tu tos y te ayudarán a expectorar hongos en los pies.
Frota la cáscara entre los dedos de los pies, sobre las uñas, al igual que en las planta de los pies durante algunos minutos todos los días.
Para el colesterol
El colesterol malo es el que se acumula en las arterias de la sangre; esto supone un mayor esfuerzo para nuestro corazón y nuestro cerebro. El colesterol LDL puede formar ateromas, que son unas placas en los vasos sanguíneos que ocasionan un estrechamiento de las arterias, causando problemas cardiovasculares.
La cáscara de la mandarina contienen hasta 20 veces más antioxidantes que su propio zumo y estos poseen la capacidad de neutralizar el daño ocasionado por los radicales libres, que son los causantes del envejecimiento prematuro y de las enfermedades degenerativas, como el mal de Parkinson, el mal de Alzheimer y el cáncer.
Diabetes
Según estudios realizados en la Universidad de Ontario occidental de Canadá, la mandarina posee una sustancia capaz de combatir la obesidad y la diabetes; esta sustancia se denomina nobiletina, una flavonoide que también podría ayudar a combatir la aterosclerosis, ictus e infartos.
Acné
Elaboración de tónico casero. Sólo debes hervir medio litro de agua y colocar la cáscara de mandarina. Vierte todo en un recipiente hermético y limpio. Deja reposar por al menos doce horas. Ahora saca la cáscara, tritúrala en una licuadora y vuelve a colocarla en el recipiente por otras doce horas más. Aplícalo de noche antes de irte a dormir en la zona afectada; deja actuar. Repite este procedimiento durante diez días seguidos y tendrás óptimos resultados.
Mandarina: beneficios para adelgazar
Hacer una bebida colocando la cáscara de una mandarina en dos tazas de agua. Hierve todo y deja enfriar; bebe por las mañanas en ayunas durante 15 días consecutivos y notarás excelentes resultados
Para el insomnio y agotamiento
Si sufres de trastorno del sueño o agotamiento físico, hoy tienes a la mano este estupendo remedio casero. Respira el aroma de la cáscara de la mandarina; te ayudará a vencer el insomnio e incluso el dolor de cabeza. También con este método puedes tratar la hipertensión y arritmias cardiacas.

 

Pag sociales